Vestigios Cataros

Montségur es a una hora de nosotros. Un magnífico circuito que incluye los misterios legendarios de la Edad Media.

La orden del Temple nació en 1118. Los templarios, que eran unos excelentes gestores financieros que rendían cuentas únicamente al propio Papa, supieron construir muy rápidamente encomiendas de gran importancia. La primera de ellas se creó en pleno Larzac. Este circuito le permite descubrir Sainte Eulalie de Cernon, Saint Jean d’Alcas, La Couvertoirade, La Cavalerie y Le Viala du Pas de Jaux.
Además, Midi-Pirineos también fue una región importante para el catarismo, una versión particular del cristianismo que los católicos persiguieron con dureza. Encontramos vestigios cátaros en todas partes, desde el pueblo de Hautpoul o el Museo de la Memoria del Catarismo hasta Mazamet, pasando por Roquefixade o Montségur, un lugar clave de la lucha cátara.

Leer mas